header blog.png

Limpia tu casa

Ursae Minoris también conocida como Polaris ó Estrella del Norte es el astro más brillante de la constelación de la Osa Menor. Esta situada a cuatrocientos treinta y un años luz de nuestro planeta, el equivalente a tres mil ochocientos setenta y nueve billones de kilómetros. Esta estrella ha recibido gran atención desde la antigüedad dada su proximidad al polo norte, sirviendo como punto de referencia para los navegantes. Según la tradición cristiana, fue esta misma estrella la que señaló a los Reyes Magos el lugar del nacimiento de Jesús, Rey de los Judíos.


Aquella estrella del norte, Polaris, Ursae Minoris, como queráis llamarla, simboliza la importancia de tener objetivos claros y un norte hacia donde navegar. Hace algunos días discutíamos con mi hermano Diego acerca del valor de tener un objetivo, sin importar si este cambia a medida que vas avanzando hacia el. Esta práctica es beneficiosa en dos aspectos:


En primer lugar aprenderás el valor de trabajar duro, ser disciplinado y persistente si quieres lograr algo.


En segundo lugar, vas a descubrir lo que no te interesa, por lo tanto ganas en experiencia. Digamos que no te gustaría estar metido en un cubículo durante diez horas, la mejor forma de saberlo es haber pasado por ahí.


Muchas personas están a la deriva. No saben qué hacer de sus vidas. Si algo puedo aconsejar - lo digo por experiencia propia - es que se pongan un objetivo y lo cumplan. Cualquiera que este sea. ¿Esta sucia la casa? Apaga la televisión. Levántate y saca la escoba y el trapeador. Deja la casa impecable. Este habito te enseñará la importancia de hacer bien las pequeñas cosas. La suma de pequeñas cosas te puede llevar a hacer cosas más grandes, pero no puedes empezar a correr sin gatear. Así que limpia tu casa primero.



Regresé a jugar tenis después de muchos años. Es un día de descanso activo que complementa el entrenamiento de jiu jitsu. Además del hecho de que siempre me ha gustado el juego y el aire libre me sienta bien. He tenido la suerte de encontrarme con un profesor que sabe mucho y tiene una metodología de enseñanza en la cual siempre vamos cumpliendo objetivos. No es cuestión de llegar y meter pelotazos por todo lado, el profe Rigoberto habla de objetivos claros y concisos.


Dentro de la academia coexisten diferentes personalidades que quizás no se hubieran encontrado de no ser por su interés en el jiu jitsu. De la misma manera, los objetivos de cada persona son distintos. Algunos llegan con el fin de aprender a defenderse, otros llegan para competir, algunos quieren perder peso o simplemente hacer algo nuevo. La magia de trabajar en equipo es que - independiente de los objetivos individuales de cada uno - todos nos ayudamos a cumplirlos. Entonces aprenden la importancia de cuidarse uno al otro para que ese crecimiento se mantenga estable y a largo plazo. Se dan cuenta de que si lesionas a un compañero en el entrenamiento - por usar mucha fuerza o por errores técnicos- habrá uno menos para entrenar al día siguiente, perjudicando al resto del equipo. El objetivo general del equipo es ser lo más técnicos posible en el menor tiempo posible. No existe una formula para ello, solo prueba y error y mejoramiento continuo, nada más.


Sugiero adoptar el hábito de ponerse objetivos. En el peor de los casos, si es que te das cuenta que ese objetivo no es el indicado, tendrás que ajustar las velas y navegar hacia uno nuevo. Sin embargo, te quedas con la certeza de que te mantuviste navegando todo ese tiempo, en lugar de paralizado en tierra firme.


Anda, limpia tu casa.


ED


97 views0 comments

Recent Posts

See All

Carlitos

* Las opiniones expresadas en este Blog son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de COHAB Ecuador.

Gracias por Suscribirte!