header blog.png

¿No Pain. No Gain?

Esta frase trae a mi cabeza la imagen de Arnold Schwarzenegger gritando de dolor mientras levanta no se cuantos kilos de peso con sus brazos mientras las venas están a punto de explotar. Este tipo de entrenamiento atrae a muchos deportistas. Piensan que mientras más maltrates al cuerpo y mas exhausto quedes en los entrenamientos, mejores resultados tendrás.



Todo en exceso puede ser perjudicial, hasta el deporte. He visto decenas de personas que se meten de cabeza en una actividad, dedican meses, incluso años con mucha pasión y vehemencia, y poco a poco esa llama se va apagando y la historia termina siempre igual - la bicicleta se guarda en la bodega, el kimono queda en el closet debajo de las sábanas viejas y las raquetas se llenan de polvo alado de las herramientas del jardín. A lo mejor les resulta conocida la historia del padre energúmeno que martiriza a su hijo para ser el mejor deportista y esta gritando a todo pulmón en las competencias, insultando a los jueces, agarrándose a pelear con los papas del equipo rival y termina alejando a su hijo de la actividad en cuestión. Todo exceso es malo. Recuérdenlo.


El tiempo me ha enseñado que lo mejor es ir prendiendo una fogata que va creciendo con el tiempo, alimentándose de motivación, disciplina y persistencia. La actividad física en general debería convertirse en un estilo de vida y debe ser abordada como una maratón, en lugar de un sprint de cien metros planos - buscar un ritmo constante a lo largo del tiempo.


Si hablamos de motivación tenemos que hablar de disciplina.


Es normal que un día soleado, con el clima agradable y pájaros cantando, tengamos ganas de hacer deporte o cuando tu mamá te dice que te comas la ensalada o no tendrás helado. Estas son motivaciones externas. Las motivaciones internas por otro lado son aquellas que vienen de un lado mas personal, ese es el caso cuando emprendes tu negocio para no depender de un jefe o de un sueldo fijo. La disciplina en cambio, es la que nos levanta a patadas de la cama a las 5:30am en pleno invierno, cuando llueve y la temperatura ambiente es de 2°C. La motivación nos lleva, pero la disciplina es la que nos hace quedar. Por siempre seré abogado de la disciplina, porque he visto su magia. La he visto convertir corderos en leones.


"El agua atraviesa la piedra no por su fuerza, sino por su persistencia."

La persistencia.


El mundo actual está lleno de ofertas y anuncios para hacer cualquier cosa en el menor tiempo posible. La velocidad de la comunicación es mayor que nunca y cada día va en aumento. Las personas quieren todo para ayer y en cierto sentido se ha perdido el valor de la paciencia, el compromiso y la persistencia.


  • Taller de una semana para ser profesor de Yoga.

  • Curso de un mes para ser Administrador de Empresas.

  • Curso Online de tres días para ser programador digital.

Por que mejor no agarramos una sola actividad y dedicamos todo nuestro tiempo para conocerla a profundidad. Nos comprometemos años, décadas, para pulirla, así como Donatello hacía con el bronce. Nos damos permiso para cometer errores, uno tras otro, nos permitimos fallar y volver a empezar una y otra vez. Ser persistente va mas allá de asistir una o dos veces por semana para hacer lo mismo una y otra vez. La persistencia tiene que ver principalmente con utilizar nuestra cabeza, ser inteligentes y buscar nuevas y mejores formas de entrenar y aprender las lecciones, sea cual sea la actividad en la que estamos.


En un artículo anterior toqué el tema de el arte de aprender. Josh Waizskin - prodigioso ajedrecista y artista marcial - mencionaba la importancia del end game en una partida de ajedrez. A sus alumnos les enseñaba a jugar desde atrás hacia adelante, empezando por entender los mecanismos y estrategias para lograr un jaque mate. Interesante forma de estudiar. Creo que mientras mas podamos llevar la actividad física a un campo de entrenamiento inteligente en lugar de seguir con el hábito de entrenamiento fuerte, vamos a poder incrementar la longevidad en el deporte.


Varios entrenadores de diferentes disciplinas han creado sistemas de entrenamiento en esta línea. En natación existe el programa Total Immersion, desarrollado por el entrenador Terry Laughlin, cuyo propósito es enseñar a los atletas a moverse en el agua de manera eficiente. Mi hermana Soledad es instructora de Chi Running, una técnica para correr que ayuda a los atletas a reducir el esfuerzo y prevenir lesiones, su creador es el ultra maratonista Danny Dreyer. En el campo de las artes marciales, Firas Zahabi (head coach y copropietario del gimnasio Tristar en Quebec) tiene una visión similar para el programa de entrenamiento para sus peleadores. Propone que en el campo de los deportes de combate, es muy importante tener la mayor cantidad de horas posible de entrenamiento, para asimilar las situaciones que se presentan en una pelea. Es mejor - dice - entrenar cinco días a la semana a un setenta porciento de intensidad que entrenar tres días a un cien porciento de intensidad. En un año, la persona que entrenó cinco días a la semana tendrá muchas mas horas de práctica. Y eso necesitamos en las artes marciales. Práctica y repetición.


Propongo cambiar el viejo refrán de No Pain. No Gain y reemplazar el dolor con nuestra capacidad de razonar, y así evolucionar nuestra perspectiva sobre el entrenamiento deportivo y porque no, tal vez podamos abordar diferentes aspectos de nuestra vida con esa visión.


No Brain. No Gain.


ED

78 views1 comment

Recent Posts

See All

Carlitos

* Las opiniones expresadas en este Blog son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de COHAB Ecuador.

Gracias por Suscribirte!